La enfermedad de Newcastle afecta a las aves, no a los humanos. No existe riesgo para la salud humana al consumir pollo o huevo

FOCOS DE NEWCASTLE DE ALTA VIRULENCIA EN CUNDINAMARCA

La Federación Nacional de Avicultores de Colombia – Fenavi aclara a la opinión pública que, referente a los episodios presentados en el oriente de Cundinamarca, la enfermedad de Newcastle (ENC) afecta a las aves y no existe riesgo para la salud humana al consumir pollo o huevo, tal como indica el Instituto Nacional de Salud – INS, y lo ratifica el Instituto Colombiano Agropecuario – ICA.

En relación al riesgo para la población humana, el Instituto Nacional de Salud (INS) explicó que: “el virus de Newcastle es propio de las aves, raramente puede transmitirse a humanos. Cuando esto ha llegado a suceder, se ha dado por contacto estrecho de los cuidadores de aves con heces o secreciones de aves enfermas.

En los seres humanos los síntomas son conjuntivitis y una especie de resfriado, nunca han ocurrido en el mundo casos graves de infección respiratoria. A la fecha el virus no ha logrado mutar hasta hacer posible la transmisión de humano a humano, por lo tanto no se trata de un virus contagioso entre humanos.  Tampoco existe el contagio por consumo de carne de pollo o huevos”.

Lo anterior también es validado por el comunicado del ICA emitido hoy.

Frente a los focos de Newcstle presentados en Cundinamarca, el ICA expidió la resolución 18636 del 28 de diciembre de 2017, que declara la emergencia sanitaria en este departamento y establece medidas para prevenir, controlar y erradicar la enfermedad. La medida podrá ser levantada cuando se compruebe la ausencia de circulación viral de las cepas que dieron origen al brote. Para enfrentar este tipo de emergencias, el ICA, como entidad sanitaria debe agilizar o asegurar que los procesos sanitarios en el marco de una emergencia de este tipo sean oportunos, ya que las enfermedades no esperan los asuntos administrativos.

Al mismo tiempo, es fundamental reiterar que los avicultores deben reforzar las medidas de bioseguridad y de vacunación en las granjas avícolas, ya que la enfermedad de Newcastle en las aves debida a cepas de alta virulencia es muy grave, altamente contagiosa en las aves y genera inmensas pérdidas económicas. Se reitera que frente a la presencia de mortalidad en aves por causa desconocida o signos clínicos respiratorios, neurológicos, digestivos y/o afectación de los parámetros productivos en las aves se debe notificar al ICA de manera inmediata, o al profesional de Fenavi – FONAV de la región.

La Federación Nacional de Avicultores de Colombia – Fenavi continúa desarrollando actividades de censo y vacunación en aves traspatio, logrando 32.400 aves vacunadas en 68 veredas intervenidas de los municipios de Cáqueza, Ubaque y Fómeque; con la colaboración de las UMATAS de Fómeque y Ubaque.

Para lo anterior, se conformó un equipo de 16 profesionales que se desplazó a la zona desde noviembre de 2017 y durante tres meses llevó a cabo el censo y la vacunación de aves traspatio en más de 1.000 predios.

La gestión de Fenavi en campo se complementa con acciones de educomunicación, uno de los componentes fundamentales de la Estrategia de Reformulación del Programa de Control y Erradicación de la ENC notificable, por lo que desde 2016 el Insituto Colombiano Agropecuario – ICA y la Federación han venido socializando en las regiones aspectos como bioseguridad en granjas, vigilancia epidemiológica, análisis de riesgo, control de focos y sistemas de emergencia; entre otros.

Las acciones de educomunicación se continuarán fortaleciendo en el oriente de Cundinamarca, así como la distribución de material educativo referente a la promoción de la notificación y manejo y control de la ENC.

El ICA y Fenavi – FONAV seguirán divulgando información referente a los avances sobre la situación sanitaria en la zona y las acciones de contención de focos de la enfermedad.

Inician campaña por el consumo y venta responsable de pollo y huevo

La Federación de Avicultores de Colombia (Fenavi) y el Fondo Nacional Avícola (Fonavi) lanzarán una campaña orientada al consumo y venta responsable de huevos y carne de pollo, en Sincelejo, que se convierte en la primera ciudad del Caribe en realizarla con el apoyo de la Alcaldía Municipal.

Según la Secretaría de Salud y Seguridad Social de Sincelejo, hoy se cumplirá una jornada de capacitación y sensibilización en temas relacionados con la manipulación indebida de huevos y reutilización de bandejas para los mismos, así como manipulación de carne de pollo y la ilegalidad e informalidad en el sector.

En las capacitaciones participarán entidades oficiales como las Secretarías de Salud municipal y departamental, Invima, Dian, Polfa e ICA entre otras, y se llevarán a cabo en la calle principal del barrio Siete de Agosto.

Según informes de Fenavi, los productores del sector avícola en Colombia han venido sufriendo el flagelo de la ilegalidad en el país, por la entrada de pollo y huevos de contrabando y plantas de producción y sacrificio clandestinas, que violan todas las normas que rigen no solo la manipulación de alimentos en Colombia, sino también las obligaciones tributarias, laborales, de seguridad y de protección al consumidor, que debe cumplir cualquier empresa legal en el país, poniendo en grave riesgo la salud de los consumidores colombianos.

La Federación de Avicultores de Colombia, Fenavi, en su ánimo de conseguir la formalización de los productores y comercializadores de productos avícolas en las diferentes regiones del país, viene impulsando campañas de sensibilización con la comunidad, con el objetivo de garantizar que las familias colombianas puedan consumir tranquilamente huevos y pollo nacionales de la mejor calidad.

La Secretaría de Salud de Sincelejo ha emprendido un importante programa de concientización, para combatir la ilegalidad, la informalidad y evitar el comercio de productos que no cumplen las normas sanitarias y que representan un peligro para la salud de los consumidores.

Al mismo tiempo, la campaña estará acompañada de una serie de capacitaciones para funcionarios públicos de las diferentes entidades regionales, en lo relacionado con la problemática que vive el sector avícola colombiano y la debida aplicación de la normatividad sanitaria expedida por el Gobierno Nacional.

“La ilegalidad y el contrabando de productos avícolas, son situaciones que afectan a los productores legales, que pagan sus impuestos y que cumplen con todas las normas sanitarias aplicables a su negocio; pero realmente el problema más grave va más allá, y es que cada vez que los ilegales venden sus productos más baratos en el mercado, lo que se genera es un problema de salud pública, ya que los consumidores colombianos piensan que están comprando huevos y pollo en buen estado, e ingieren estos alimentos poniendo en riesgo su salud y la de su familia.”, informó Andrés Valencia, presidente de Fenavi.

Tomado de: ElUniversal.com.co