La enfermedad de Newcastle afecta a las aves, no a los humanos. No existe riesgo para la salud humana al consumir pollo o huevo

FOCOS DE NEWCASTLE DE ALTA VIRULENCIA EN CUNDINAMARCA

La Federación Nacional de Avicultores de Colombia – Fenavi aclara a la opinión pública que, referente a los episodios presentados en el oriente de Cundinamarca, la enfermedad de Newcastle (ENC) afecta a las aves y no existe riesgo para la salud humana al consumir pollo o huevo, tal como indica el Instituto Nacional de Salud – INS, y lo ratifica el Instituto Colombiano Agropecuario – ICA.

En relación al riesgo para la población humana, el Instituto Nacional de Salud (INS) explicó que: “el virus de Newcastle es propio de las aves, raramente puede transmitirse a humanos. Cuando esto ha llegado a suceder, se ha dado por contacto estrecho de los cuidadores de aves con heces o secreciones de aves enfermas.

En los seres humanos los síntomas son conjuntivitis y una especie de resfriado, nunca han ocurrido en el mundo casos graves de infección respiratoria. A la fecha el virus no ha logrado mutar hasta hacer posible la transmisión de humano a humano, por lo tanto no se trata de un virus contagioso entre humanos.  Tampoco existe el contagio por consumo de carne de pollo o huevos”.

Lo anterior también es validado por el comunicado del ICA emitido hoy.

Frente a los focos de Newcstle presentados en Cundinamarca, el ICA expidió la resolución 18636 del 28 de diciembre de 2017, que declara la emergencia sanitaria en este departamento y establece medidas para prevenir, controlar y erradicar la enfermedad. La medida podrá ser levantada cuando se compruebe la ausencia de circulación viral de las cepas que dieron origen al brote. Para enfrentar este tipo de emergencias, el ICA, como entidad sanitaria debe agilizar o asegurar que los procesos sanitarios en el marco de una emergencia de este tipo sean oportunos, ya que las enfermedades no esperan los asuntos administrativos.

Al mismo tiempo, es fundamental reiterar que los avicultores deben reforzar las medidas de bioseguridad y de vacunación en las granjas avícolas, ya que la enfermedad de Newcastle en las aves debida a cepas de alta virulencia es muy grave, altamente contagiosa en las aves y genera inmensas pérdidas económicas. Se reitera que frente a la presencia de mortalidad en aves por causa desconocida o signos clínicos respiratorios, neurológicos, digestivos y/o afectación de los parámetros productivos en las aves se debe notificar al ICA de manera inmediata, o al profesional de Fenavi – FONAV de la región.

La Federación Nacional de Avicultores de Colombia – Fenavi continúa desarrollando actividades de censo y vacunación en aves traspatio, logrando 32.400 aves vacunadas en 68 veredas intervenidas de los municipios de Cáqueza, Ubaque y Fómeque; con la colaboración de las UMATAS de Fómeque y Ubaque.

Para lo anterior, se conformó un equipo de 16 profesionales que se desplazó a la zona desde noviembre de 2017 y durante tres meses llevó a cabo el censo y la vacunación de aves traspatio en más de 1.000 predios.

La gestión de Fenavi en campo se complementa con acciones de educomunicación, uno de los componentes fundamentales de la Estrategia de Reformulación del Programa de Control y Erradicación de la ENC notificable, por lo que desde 2016 el Insituto Colombiano Agropecuario – ICA y la Federación han venido socializando en las regiones aspectos como bioseguridad en granjas, vigilancia epidemiológica, análisis de riesgo, control de focos y sistemas de emergencia; entre otros.

Las acciones de educomunicación se continuarán fortaleciendo en el oriente de Cundinamarca, así como la distribución de material educativo referente a la promoción de la notificación y manejo y control de la ENC.

El ICA y Fenavi – FONAV seguirán divulgando información referente a los avances sobre la situación sanitaria en la zona y las acciones de contención de focos de la enfermedad.

Avicultores Firman Compromiso Ambiental

Estas acciones le permiten a Colombia reforzar las medidas de adaptación y mitigación frente al cambio climático. La promoción de buenas prácticas ambientales abre el camino hacia un desarrollo sostenible en el país.

Para fortalecer la gestión ambiental avícola y porcicultora del país, y al mismo tiempo garantizar la protección de los recursos naturales, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible firmó agendas ambientales para el 2017 con ambos sectores.
“Como Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible entendemos que tenemos que proteger nuestra economía y trabajar los temas sociales, pero que sean amigables con nuestro ambiente. Por eso con la Federación Nacional de Avicultores de colombia, Fenavi, y los porcicultores, hemos firmado unos compromisos donde ellos se comprometen a llevar a cabo prácticas amigables con el ambiente y trabajar en conjunto con el Ministerio para tener más competitividad y desarrollo de su sector, acatando la normatividad y siendo unos aliados en la tarea de proteger nuestro entorno”, explicó el viceministro Carlos Alberto Botero López, ministro encargado.
Este compromiso busca mejorar el desempeño ambiental-empresarial, aumentando la productividad, la competitividad y el bienestar de la población colombiana. Para tal fin, la agenda se implementará a través de planes de acción anuales, con acuerdos concretos, metas, indicadores y recursos para avanzar en el desarrollo de los temas previstos con un marco de acción hasta el 2018.
En términos generales, se pretende que a través de la promoción de buenas prácticas ambientales en los procesos de producción, tanto en los porcicultores, como en los avícolas, se promueva la implementación de acciones para la adaptación al cambio climático y la mitigación de Gases Efecto Invernadero, tanto en las granjas y cultivos asociados, como en las plantas de beneficio. También se promoverán acciones encaminadas al aprovechamiento de los subproductos generados en la producción primaria de porcinos y aves. “Con todo esto, lo que buscamos es el fortalecimiento de las capacidades institucionales, garantizando una gestión eficiente y eficaz que promueva el desarrollo sostenible”, concluyó Botero López.
Para Fenavi, la firma de la agenda sectorial permitirá el trabajo coordinado con las autoridades ambientales de tal forma que se logren ejecutar proyectos que consoliden a la avicultura como un sector comprometido con la protección al medio ambiente y que, a su vez, propende por su sostenibilidad. Trabajar de la mano con el Ministerio de Ambiente es fundamental para el desarrollo de actividades que involucran a actores nacionales, regionales y locales en la consecución de las metas ambientales que se pretenden cumplir.

FuenteMinisterio de Ambiente y Desarrollo Sostenible